Get the Flash Player to see this player.
Cerrar Audio
Cerrar Publicidad
  Viva la Radio
Rony Vargas | Ingresar

 

Inicio

Audios Videos Redacciones Programación Institucional Contacto 100.5 FM Córdoba Radio Popular 92.3

   

17.01.2018   El Clima  Usuarios

Cadena 3 Google
Política y Economía Sociedad Internacionales Agro Espectáculos Deportes Tecnología Corresponsal Espontáneo Clasificados Blogs   Twitter  Rss  Podcast  Mobile 
Hace dos días se cumplieron 18 años de su muerte
Atahualpa Yupanqui en Noche y Día
26/05/2010 | 00:09 En la noche del Bicentenario , una entrevista realizada hace 30 años por Luis Beresovsky al máximo exponente del folklore argentino: Atahualpa Yupanqui. Escuchamos su música y sus conceptos que tienen gran actualidad.
Audios

Llevate el audio a tu sitio Entrevista con Atahualpa Yupanqui (Luis Beresovsky)
Atahualpa Yupanqui, seudónimo de Héctor Roberto Chavero Aramburo (Pergamino, 31 de enero de 1908 – Nimes, 23 de mayo de 1992) fue un cantautor, guitarrista y escritor argentino.

Se le considera el más importante músico argentino de folklore. Sus composiciones han sido cantadas por reconocidos intérpretes, como Mercedes Sosa, Los Chalchaleros, Horacio Guarany, Jorge Cafrune, Alfredo Zitarrosa, José Larralde, Víctor Jara, Ángel Parra, Jairo, Andrés Calamaro, Divididos y Marie Laforêt, entre muchos otros, y siguen formando parte del repertorio de innumerables artistas, en Argentina y en distintas partes del mundo.
Héctor Roberto Chavero Aramburo nació el 31 de enero de 1908 en la provincia de Buenos Aires, precisamente en el paraje conocido como Campo de la Cruz, y fue registrado en Pergamino, ciudad distante a 30 km de allí y 224 km al noroeste de Buenos Aires, capital de la República Argentina. Su padre era originario de la ciudad de Loreto, ubicada en la provincia de Santiago del Estero, y tenía sangre quechua. Su madre era natural de las por entonces llamadas Provincias Vascongadas, España.

Los primeros años de su infancia los pasó en Agustín Roca, pueblo de su provincia natal, donde su padre trabajaba en el ferrocarril.

Allí sus días transcurren entre los asombros y revelaciones que le brinda la vida rural y el maravilloso descubrimiento del mundo de la música, al que se acerca a través del canto de los paisanos y el sonido de sus guitarras: "(...) mientras a lo largo de los campos se extendía la sombra del crepúsculo, las guitarras de la pampa comenzaban su antigua brujería, tejiendo una red de emociones y recuerdos con asuntos inolvidables.

Eran estilos de serenos compases, de un claro y nostálgico discurso, en el que cabían todas las palabras que inspirara la llanura infinita, su trebolar, su monte, el solitario ombú, el galope de los potros, las cosas del amor ausente. Eran milongas pausadas, en el tono de do mayor o mi menor, modos utilizados por los paisanos para decir las cosas objetivas, para narrar con tono lírico los sucesos de la pampa.

El canto era la única voz en la penumbra (...) Así, en infinitas tardes, fui penetrando en el canto de la llanura, gracias a esos paisanos. Ellos fueron mis maestros. Ellos, y luego multitud de paisanos que la vida me fue arrimando con el tiempo. Cada cual tenía 'su' estilo. Cada cual expresaba, tocando o cantando, los asuntos que la pampa le dictaba" ("El canto del viento", I).

Y la guitarra será un amor constante a lo largo de toda su vida. Luego de un breve y fracasado intento con el violín, comienza a tomar clases de guitarra con el maestro Bautista Almirón, y allí queda marcado a fuego su destino y su vocación. Descubre, además, la existencia de un vasto repertorio que excedía los temas gauchescos.

"Muchas mañanas, la guitarra de Bautista Almirón llenaba la casa y los rosales del patio con los preludios de Fernando Sor, de Costes, con las acuarelas prodigiosas de Albeniz, Granados, con Tárrega, maestro de maestros, con las transcripciones de Pujol, con Schubert, Liszt, Beethoven, Bach, Schumann.

Toda la literatura guitarrística pasaba por la oscura guitarra del maestro Almirón, como derramando bendiciones sobre el mundo nuevo de un muchacho del campo, que penetraba en un continente encantado, sintiendo que esa música, en su corazón, se tornaba tan sagrada que igualaba en virtud al cantar solitario de los gauchos" ("El canto del viento", II).

Sus estudios no pudieron ser constantes ni completos, por diversos motivos: falta de dinero, estudios de otra índole, traslados familiares o giras de concierto del maestro Almirón, pero como él mismo señala estaba el signo impreso en su alma, y ya no habría otro mundo que ése: ¡La Guitarra! "La guitarra con toda su luz, con todas las penas y los caminos, y las dudas. ¡La guitarra con su llanto y su aurora, hermana de mi sangre y mi desvelo, para siempre!" ("El canto del viento", II).

Desde que empezó a dar a conocer sus poemas firmaba con el seudónimo de Atahualpa Yupanqui. La etimología de este nombre la dio él mismo: "Viene de lejanas tierras para contar algo" (Ata: viene; Ku: de lejos; Alpa: tierra; Yupanqui: narrarás, has de contar).

Se cuenta que sus manos fueron gravemente dañadas a culatazos por un grupo militar de extrema derecha. Las Coplas del payador perseguido, serían, al parecer, una respuesta a dicha agresión: "y aunque me quiten la vida/ o engrillen mi libertad/ y aunque chamusquen quizá/ mi guitarra en los fogones/ han de vivir mis canciones en l'alma de los demás".

Esta canción estuvo prohibida en algunos países, como, por ejemplo, en la España franquista. Atahualpa Yupanqui estuvo exiliado en París, Francia. Murió en ese mismo país, la noche el 23 de mayo de 1992 en una habitación de hotel de la ciudad de Nimes, después de haber pedido un vaso de leche como último gesto antes de ir a dormir.
Tags: Atahualpa Yupanqui

 COMENTARIOS (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del Reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

ENVIANOS TU COMENTARIO

 

Para poder dejar tu comentario debes ser un USUARIO Registrado a Cadena3.com

Registrate aquí o ingresá tu Usuario

 
 Usuario Clave
 

¿Olvidaste tu contraseña?

 

Ingresá tu usuario y te enviaremos un e-mail con la contraseña de tu cuenta.

 Usuario
 
Búsqueda por Rubros | 115082  Avisos Online

 

En Vivo

Audios - Videos

Blogs

Publicidad - Media Kit Digital

Programación y Tarifas Radiales

Institucional

Contacto


Portal 100.5

Portal Radio Popular

 

Política y Economía

Sociedad

Internacionales

Agro

Espectáculos

Deportes

Tecnología


Corresponsal Espontáneo

Comunidad

 

Twitter

Rss

Podcast

Mobile

Beneficios en Cadena


Usuarios

El Clima

Webmail - Juegos de Azar

Cartelera de todo el País Cine Teatro

 

Registrate y Publicá


Vehículos

Inmuebles

Empleos

Artículos del Hogar

Turismo

Tecnología

Oferta de Servicios

Otros Rubros

 

    Cadena 3 Argentina
      Noticias       Servicios       Clasificados

  

Aviso Legal Copyright © 2008, Cadena 3 Argentina

Optimizado para IE 7.0 - Resolución: 1024x768 pixeles. Requiere Macromedia Flash plugins